CERRAR X

Contáctanos

Completa el  formulario, y nos pondremos en contacto.

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

VICTORIA DONDA

"Un liderazgo rebelde e innovador: conozca a Victoria Donda, Argentina"

ARGENTINA

Por Ezequiel Giletta

Militancia territorial y en temas espinosos como trata de personas y consumo de drogas, una imagen de chica rebelde pero intelectual, y combativa: sin dobles raseros, Donda va de frente. Esta es la receta para un cóctel de liderazgo explosivo.

Historia y militancia

Entrevisté a Victoria Donda en su despacho de diputada, un espacio sobrio en el edificio anexo del Congreso argentino. Victoria es la nieta recuperada nº 78: nació en la Escuela de Mecánica de la Armada, donde sus padres estuvieron secuestrados durante la última dictadura militar. Ella es la diputada nacional más joven de la historia en integrar la cámara baja del Congreso Nacional. Eso de por sí es un logro. Sin embargo, su historia, su compromiso y militancia van más allá de eso.

Luego de preguntarle dónde empezó su militancia, le consulté sobre su contacto con “las bases”. Rápidamente cuestionó el concepto de “base”. Pensé que mi pregunta había sido un gran error, pero ello permitió que Victoria exponga con claridad su idea: “no creo en el concepto de bases, no creo que haya una base y una superestructura. Yo mantengo el contacto con mis compañeros y creo que cada uno ocupa un lugar dentro de la organización donde se necesita que esté. Yo digo "nosotros" y hablo en plural porque creo en la construcción colectiva”.

Es consciente de su rol de referente pública, pero también que la construcción política se realiza colectivamente. Comenzó militando en una agrupación juvenil de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, que luego se plegaría a Libres del Sur, organización que actualmente integra.

En 2004 fue convocada por Alicia Kirchner (hermana del ex presidente argentino) para trabajar en el Ministerio de Desarrollo Social. Al año siguiente fue concejal suplente de Avellaneda en Buenos Aires, y en 2007 los miembros de su organización la nombraron como candidata a diputada en representación de Libres del Sur. Ocupó el lugar en la lista oficialista del Frente para la Victoria, espacio que abandonó al poco tiempo para reunirse en bloque con legisladores progresistas y de izquierda.

Las ideas

La construcción de un proyecto político que pueda conducir al país en una dirección distinta, alternativa, es la causa por la cual Victoria Donda lleva a cabo su militancia. Para lograr que ese proyecto se realice es fundamental trabajar un proyecto económico, donde cambiar la matriz impositiva es la principal medida.

Victoria ha tomado visibilidad mediática al defender públicamente proyectos sobre derechos humanos, distribución de la riqueza, trata de personas, violencia de género, juventud y despenalización drogas, entre otros. Su discurso y forma de debatir se hace notar: lo hace con fuerza, con pasión y con rebeldía.

Rebeldía que mostró recientemente cuando decidió salir en la tapa de una reconocida revista con su rostro maquillado como si estuviese golpeado, en referencia a los altos índices de violencia de género que enfrenta el país. Victoria fue una de las primeras en pedir la emergencia nacional por la violencia de género. También en alertar sobre la crisis penitenciaria.

“Vamos a portarnos mal”

Esa fue la frase con la que aparecía en las gráficas de las elecciones de 2011, donde fue reelecta en su cargo por el Frente Amplio Progresista. Y realmente es alguien que se porta políticamente mal, llevando adelante los temas que nadie quiere tratar y trabajándolos como pocas personalidades argentinas lo hacen. Lo hace sin tabúes, sin dobles raseros y con mucho ímpetu.

Se ha ganado el respeto de todas las audiencias, es que Victoria habla con un tono claro y sin rodeos, prefiere no hablar de “carrera política” sino de militancia. Insiste en que el cambio se debe lograr independientemente del espacio institucional que se ocupe; lo importante es tener claro el “para qué”: la construcción de un proyecto político alternativo y verdaderamente inclusivo.

Una líder que comenzó de abajo, con una fuerte militancia territorial y que hoy es la cara visible de la lucha en temas que sufren muchos argentinos.

Sin dudas, una líder que ha logrado y logrará “mucho con poco”.