CERRAR X

Contáctanos

Completa el  formulario, y nos pondremos en contacto.

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

MÍDIA ÉTNICA

“¿Qué se necesita para hacer la diferencia? La experiencia de Mídia Étnica” 

BRASIL 

Por María Consuelo Escribano Martínez

Cuando investigábamos sobre la lucha contra el racismo en Brasil, nos encontramos con otro de nuestros líderes #MuchoconPoco. Se trata de un activista de Derechos Humanos Paulo Rogéiro, quien creó en 2004 junto a compañeros de su universidad el Instituto Mídia Étnica.

Con más de 192 millones de habitantes, Brasil es una de las naciones más pobladas del mundo. Son repetidos los análisis de política internacional que reconocen su gran potencial de crecimiento y su modelo de desarrollo alternativo, los cuales consolidan continuamente su posición como un país pujante junto a los demás integrantes del BRICS.

La sociedad brasileña es reconocida por su carácter multiétnico ya que está formada por descendientes de africanos, europeos, indígenas e incluso asiáticos. Hasta 1888 muchos de sus ancestros vivieron bajo un repulsivo sistema de producción esclavista que afectó y denigró principalmente a los indígenas y a los africanos. Cabe preguntarse aquí cuáles podrían ser las secuelas que existen incluso en la actualidad dentro del último país de Occidente que abolió la esclavitud.

La libertad de finales del siglo XIX fue para muchos afro descendientes una invitación hacia otro tipo de esclavismo. Uno más a la vanguardia, uno más difícil de abolir. A veces se muestra detrás del racismo, otras detrás de la segregación o simplemente como profundización de la desigualdad social. Más allá de la sociedad democrática y la arquitectura institucional sobre la que se construye Brasil, el 64% de sus pobres y el 70% de sus indigentes son afro descendientes. No sorprende mucho, ¿verdad?

Sin embargo, la lucha por la superación del racismo y la desigualdad social que produce, son en parte –aunque no siempre muy eficaces- políticas de Gobierno. Desde 2003 Lula da Silva ha promovido la sanción de distintas leyes y la constitución de organismos como la Secretaría de Políticas de Promoción de la Igualdad Racial de la Presidencia de la República que buscan apuntalar esta problemática.

La Diferencia

En un país que es considerado democrático y multiétnico, como veíamos, Rogéiro busca luchar contra la invisibilidad política de los afro descendientes a través de la formación de profesionales de color que demandan una profundización de la democracia de los medios masivos de comunicación. Para esto llevan a cabo medidas de acción afirmativa buscando terminar con la discriminación en su país.

Con su trabajo y un gran esfuerzo han logrado garantizar el uso de herramientas tecnológicas para grupos socialmente excluidos, en especial de la comunidad afro-brasileña. Descubren así, dentro del mundo de los medios de comunicación, una herramienta de acción política para estas comunidades creyendo que de esta forma serán escuchadas todas las voces luego de terminar con la gran brecha tecnológica que existe en el país.

Con un gran impacto, han logrado promover la formación de casi 1000 jóvenes en proyectos de comunicación que instan a una crítica de la politización de los medios y las desigualdades que estos producen.

En palabras del mismo Paulo “la idea era poder incorporar el movimiento negro a la comunicación, los medios y el periodismo, ya que notábamos muchos espacios donde se daba la segregación racial todavía. Queríamos generar más espacios de diálogo”. Para ello desarrollan distintas actividades a través del Instituto como campañas de protesta y concientización, talleres, workshops, investigación en derechos humanos y medios. También realizan capacitaciones para periodistas y estudiantes, en el tema de la diversidad étnica y el monitoreo de violaciones a los derechos humanos en los medios. 

Internet, el gran aliado

Paulo Rogéiro reconoce en Internet un gran aliado. Una herramienta completamente accesible si se logra superar la cuestión de la brecha tecnológica y comunicacional. La estructura horizontal que propone la red, permite comenzar a tener una mayor difusión en los medios, presionando aún más desde una posición más cómoda, mayor democratización.

Esta nueva salida le permitió al movimiento afro descendiente trabajar a partir de una esfera virtual y tecnológica a la que nunca había accedido. Aquí lo innovador se trata sobre el descubrir la oportunidad de un escenario de trabajo donde la construcción de reglas no se monopoliza fácilmente. En el territorio de las nuevas tecnologías nada está definido aún, lo que permite a nuevos grupos aprovechar cuotas de poder y de influencia en ámbitos de lucha no tradicionales como Internet.

Dentro del grupo de voluntarios de Mídia Étnica es posible encontrar no sólo a líderes latinoamericanos #MuchoconPoco, sino también a lo que acertadamente Kliksberg define como el capital social movilizado. La pura efervescencia de distintos sectores que con gran talento desarrollan emprendimientos que por definición y espíritu buscan apuntalar problemáticas sociales dentro de cada país. Ellas, Ellos… el puro capital social en movimiento, como capital inquieto se constituyen como la diferencia.