CERRAR X

Contáctanos

Completa el  formulario, y nos pondremos en contacto.

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

FUNDAMOR

"Fundación Dar Amor, FUNDAMOR"

COLOMBIA

La Fundación Dar Amor, Fundamor, es una Institución sin ánimo de lucro que desde 1992 trabaja a favor de los niños, niñas y adolescentes de o a 18 años de edad afectados por el Vih y Sida, quienes adicional a su enfermedad, se encuentran en alto riesgo socioeconómico y con vulneración de derechos, brindándoles protección y atención integral en salud, educación, vivienda, nutrición y recreación dentro de sus instalaciones en la sede campestre en La Viga Pance de la ciudad de Cali.

En 1992 nació en Cali, con la labor de Guillermo Garrido Sardi, quien tomó la decisión de dedicarse a trabajar personalmente en la solución de un problema que afecta a la sociedad, gracias a la motivación que le dio el padre Ernesto Andrés Sardi, quien trabajaba con enfermos con VIH en Bogotá.

Dicha motivación permitió que 184 personas, instituciones y empresas de la ciudad apoyaran su iniciativa. Una de ellas fue la Fundación de Desarrollo Integral del Valle del Cauca -FDI, donde Guillermo había trabajéado por más de 10 años y que sirvió de soporte para la visualización del proyecto. La misión, visión y el apoyo de la FDI fue valioso para incursionar en esta idea, que para ese entonces era una utopía, un sueño al que pocos le apostaban por ser un tema demasiado desconocido y discriminado, y que aún hoy, lo sigue siendo.

Contexto y problema a resolver 

Según estimaciones recientes, el número de niños colombianos que viven con VIH o SIDA en alrededor de 230.000 (UNICEF 2007). Estos niños a menudo se enfrentan el rechazo de su familia y la comunidad, y la negación de sus derechos fundamentales, incluido el derecho a acceder a los servicios de salud y medicina.

Además de ser una de las ciudades más pobres y violentos de Colombia, Cali es el hogar de unas 10.000 personas que viven con VIH o SIDA. No se cree que son alrededor de cinco nuevos casos por día en la ciudad. Las mujeres pobres, los desplazados están en mayor riesgo de contraer el VIH y no son conscientes de su condición, lo que aumenta el riesgo de transmisión de madre a hijo. Muchas mujeres se ven entonces conducido por enfermedad, la pobreza y el estigma social a descuidar o abandonar a sus hijos.

Es por ello que la fundación se ha enfocado en brindar protección y atención integral en salud, educación, vivienda, nutrición y recreación dentro sus instalaciones, la cual queda ubicada al sur de la capital del Valle en La Viga – Pance, a. niños, niñas y adolescentes con VIH. Esencialmente es un hogar en donde se brinda apoyo y amor a niños, niñas y adolescentes que padecen VIH y sufren por la falta de afecto y por el rechazo de sus semejantes.

Logro 

La construcción de un proyecto pedagógico propio ha sido uno de los esfuerzos más grandes realizados por la Fundación y el haber logrado escolarizar los niños en básica primaria en un plantel educativo de la ciudad ha sido, sin duda uno de los logros más importantes de FUNDAMOR, por todo lo que ello significa.

A medida que sus niños fueron creciendo y se demostró que no era real la información acerca de una expectativa de vida corta, la formación para la vida fue convirtiéndose en el eje central del programa de atención. El proceso educativo se tomó así imprescindible.

Recientemente la labor que año tras año realiza con éxito Fundamor, fue premiada por la Fundación Alas y el Banco Interamericano de Desarrollo -BID, como el mejor centro de desarrollo infantil en América Latina y el Caribe.

En este concurso participaron gran cantidad de instituciones y organizaciones de todo el continente americano, del cual quedaron 4 finalistas, dos instituciones de Cali, una de Chile y otra de Argentina. El premio fue entregado en el marco de la Sexta Cumbre de las Américas en la ciudad de Cartagena.

Cómo se logró éxito

Fundamor es el único refugio para niños abandonados y huérfanos que viven con VIH o SIDA en Cali, y es el hogar de 50 bebés y niños de 0 a 14. Los niños llegan pequeños, débiles y desnutridos. Enfermedades relacionadas con el SIDA puede causar síntomas cognitivos y motores, incluyendo problemas de memoria a corto plazo, disminución de la concentración y falta de equilibrio.

En Fundamor los niños son inscritos en la seguridad social para que puedan acceder sin tratamiento antirretroviral. Fundamor también utiliza un enfoque holístico de la salud: una dieta saludable y orgánica tratamiento de rehabilitación para su desarrollo físico, cognitivo y emocional. Fundamor se esfuerza por dar a los niños un sentido de normalidad y un ambiente familiar feliz. Los niños menores de siete años van a la guardería, donde reciben una formación integral. Niños en edad de ir a una escuela local - un verdadero logro para el proyecto, ya que los intentos anteriores de integración no tuvieron éxito debido a la discriminación.

Herramientas 

  • Financiamiento: En la Actualidad, la fundación se financia en un 40% a través de convenios con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y otras entidades públicas y el 60% restante se consigue por medio de un trabajo arduo de la familia FUNDAMOR y con el apoyo de diferentes personas e instituciones.
  • Para Fundamor es importante ser una institución autosuficiente. Por ello ha creado diversos programas que le permiten a la comunidad satisfacer las necesidades de los niños.
  • Comercialización de tarjetas: programa a través del cual se ofrece variedad de tarjetas para obsequiar en fechas especiales a empleados, familiares, proveedores, etc. En ellas se plasma la creatividad de los niños que son atendidos en Fundamor.
  • Plan Padrinos: las empresas y sus empleados pueden vincularse con aportes desde $3.000 para ayudar a la formación integral de los niños en salud, recreación, nutrición, vivienda y educación, entre otros.
  • La Granja Orgánica: el objetivo es producir alimentos sanos para el consumo de los niños. Los excedentes se comercializan en el mercado orgánico campesino y en algunas tiendas naturistas.

Impacto 

La fundación lleva más de dos décadas trabajando por el bienestar de los niños que padecen esta enfermedad. Recientemente fue escogida entre más de mil fundaciones en América Latina y el Caribe como el mejor centro de desarrollo infantil.