CERRAR X

Contáctanos

Completa el  formulario, y nos pondremos en contacto.

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

FUNDACIÓN SARAKI PARAGUAY

“Raúl Montiel, Fundación Saraki de Paraguay”

PARAGUAY

Por Maribel Dalio

En una sociedad en la cual los derechos humanos brillan por su ausencia, Saraki brilla por su exitoso trabajo en pos de los derechos de los ciudadanos paraguayos con discapacidad. Comenzó como una iniciativa familiar, sin recursos ni un numeroso equipo, y hoy cuenta con varias fuentes de financiamiento, 40 miembros permanentes y miles de voluntarios.

Desde su comienzo como un Grupo de Arte en 1994, y su consolidación como fundación en 2003, Saraki tiene como visión a una sociedad inclusiva, justa y humana, donde los Derechos de las Personas con Discapacidad son reconocidos, respetados y garantizados, y como misión “ser un grupo humano que de forma participativa logre a través del trabajo coordinado en redes, el mejoramiento de la calidad de vida de las personas con discapacidad, potenciando oportunidades para la plena inclusión de las mismas a través del conocimiento y el ejercicio de sus derechos, así como la concienciación y la promoción de cambios significativos hacia una sociedad realmente inclusiva”.

En estos 16 años ha logrado importantes avances. Superando hasta los propios objetivos, el equipo de Saraki ha logrado capacitar a más de 1.500 funcionarios de instituciones públicas y empresas privadas sobre los derechos de las personas con discapacidad; un aumento del 291 % de funcionarios con discapacidad trabajando en instituciones del gobierno gracias al trabajo en alianza con la Secretaría de la Función Pública; que 54 organizaciones de y para personas con discapacidad de Asunción y el Departamento Central, Alto Paraná, Caaguazú, Paraguarí y Misiones, fueran capacitadas y fortalecidas, y que 17 de estas organizaciones recibieron sub donaciones para implementar proyectos comunitarios; firmar convenios con el Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial; que 6 Ministerios, 6 Secretarías Nacionales y 7 empresas privadas implementan acciones a favor de las personas con discapacidad; que 575 personas con discapacidad contratadas en instituciones públicas y empresas privadas durante la implementación del proyecto "Inclusión Laboral Efectiva"; que 41 jóvenes con discapacidad intelectual fueran capacitados para el trabajo, quedando contratados en instituciones públicas y empresas privadas, 38 de ellos, gracias al proyecto "Gestión de Talentos"; capacitar a aproximadamente 6.500 jóvenes sobre derechos de las personas con discapacidad en escuelas, colegios y grupos juveniles de Asunción, Areguá, Ñemby, Itauguá, Capiatá, Luque y San Lorenzo; la promulgación de la Ley 3585/08 y decreto que la reglamenta, referente a la incorporación laboral obligatoria de personas con discapacidad en instituciones públicas, facilitando la creación de 10.000 puestos de trabajo; el lanzamiento de las primeras Normas Paraguayas de Accesibilidad, participando del Comité 45 elaborador de dichas normas, conformado por el Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN), Saraki y otras instituciones; y la aprobación de la Ordenanza 19/11 de Asunción en trabajo conjunto con el Consejo de Personas con Discapacidad de Asunción y la Junta Municipal. Esta ordenanza de Accesibilidad de Veredas, incluye aspectos como la construcción de rampas en las esquinas, prohibición de estacionar vehículos sobre las veredas y despejar las mismas de vendedores ambulantes y mobiliarios comerciales, entre otros. Este tipo de ordenanza fue promovida y aprobada en otras ciudades del Departamento Central.

Pero… ¿Cómo? Es la gran pregunta. Raúl Montiel (Director Ejecutivo de la organización y un líder innovador) resalta con gran convicción que en este arduo proceso de trabajo “el principal recurso fue, y es, la motivación y la pasión”. Esto transforma al equipo de Fundación Saraki en un fructífero ejemplo de cómo y con qué herramientas lograr mucho con poco. Raúl anima a cada joven y le aconseja que lo primero y más importante es “saber si realmente quiere dedicarse a la causa porque para lograr el cambio va a necesitar pasión, capacitarse e invertir su energía y su tiempo”.

Del Dicho al Hecho… ¿Hay un largo trecho?

Una buena respuesta sería que el trecho no es tan grande como los resultados que se obtienen. El camino que es necesario recorrer para transformar la motivación y la pasión en estos grandes resultados no es sencillo, pero Raúl señala que una de las claves generar inercia. Nuevamente... ¿Cómo? La principal forma es hacerlo es trabajando con todos los actores. En base a esto toman como herramienta de incidencia social el trabajo coordinado en redes que se amplían a diferentes ámbitos, entre estas redes se destacan el Frente de Parlamentarios por los Derechos de las Personas con Discapacidad que trabaja por defender los derechos de las personas con discapacidad conforme a principios establecidos por la legislación nacional y por los tratados internacionales; la Red de Periodistas Inclusivos que reúne a periodistas, comunicadores y estudiantes del área interesados en conocer más sobre la temática de discapacidad y sobre cómo aportar una visión más inclusiva a toda la sociedad, y la Red de Empresas Inclusivas que promueven la inclusión laboral de personas con discapacidad en igualdad de condiciones.

Raúl sostiene que “el principal beneficio de trabajar en red es la sinergia”. Mediante ellas se identifican las oportunidades y se generan relaciones ganar-ganar. Para lograr el éxito “es importante buscar contagiar los objetivos a otros actores y hacer de objetivos propios objetivos comunes”.

Además destaca que desde la organización se “apunta principalmente a la sostenibilidad de los resultados, no de la institución”, por lo que sus inversiones se enfocan en generar el mayor impacto posible a escala y a que el mismo perdure. Es por esto que la relación con el sector público y la influencia en leyes y políticas públicas es fundamental. En vistas a este objetivo Saraki está trabajando, por ejemplo, en lograr un verdadero censo de la población con discapacidad lo que les permitirá tener mayor consideración en futuras políticas y porcentajes presupuestarios.

Por otro lado, Saraki logra mantener partidas de financiamiento de sucesivos proyectos por parte de organizaciones como USAID, la Fundación Interamericana y la Unión Europea. Esto gracias a procedimientos internos rigurosos que permiten una alta transparencia, pero sobre todo por arribar a buenos resultados mediante “un plan estratégico y unos objetivos estratégicos, una visión y una misión muy clara y compartida por todo el equipo”.

Se recalca que los resultado obtenidos fueron sorprendentemente buenos cuando simultáneamente se implementaron acciones de abajo hacia arriba con la IAF(entiéndase desarrollo de base y fortalecimiento de organizaciones de la base de la pirámide social) y de arriba hacia abajo con USAID (entiéndase incidencia en las autoridades del Poder Ejecutivo y Poder Legislativo para generar cambios en políticas públicas, presupuestos públicos y legislaciones). La sinergia que esto generó fue ejemplificadora y a partir de entonces se enfocan todos los proyectos con este enfoque doble y complementario.

Fundación Saraki ha logrado el cambio y tiene mucho que compartir con iniciativas que pretendan hacer mucho con poco. Se ha hecho una breve aproximación a ella, pero aún quedan importantes aportes por transmitir.