CERRAR X

Contáctanos

Completa el  formulario, y nos pondremos en contacto.

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

CORPORACIÓN PARTICIPACIÓN CIUDADANA

"La importancia de los mecanismos legales de participación y su correcta implementación: el caso de Ecuador"

ECUADOR

Por Sofía Castro Mariel

 

Estamos próximos a una nueva elección presidencial en Ecuador, y Corporación Participación Ciudadana ya ha presentado el Plan de Observación Electoral ante la Comisión Nacional Electoral como primer paso para la implementación de las veedurías correspondientes. Para conocer más acerca de esta iniciativa y de las actividades que llevan a cabo desde esta organización, nos comunicamos con el Dr. Simón Jaramillo Malo, Asesor Legal y Subdirector General de la Corporación Participación Ciudadana.

Corporación Participación Ciudadana: historia y trayectoria

Participación Ciudadana surge gracias a un grupo de organizaciones ecuatorianas que decidieron juntarse y crear un Observatorio Ciudadano Electoral, idea traída desde República Dominicana y Perú. Las primeras implementaciones del Observatorio se llevaron a cabo en las elecciones presidenciales del año 2002, realizando conteo de votos y control de propaganda electoral; mientras que en el año 2004, llevaron a cabo veedurías durante las elecciones municipales.

Durante el año 2006, gana las elecciones presidenciales Rafael Correa, y se dicta una nueva Constitución Nacional en la cual se crean formalmente mecanismos de control y de participación dirigidos tanto a la ciudadanía, como a las instituciones públicas y a las organizaciones de la sociedad civil (OSCs). Entre estos mecanismos se encuentran: la ley de acceso a la información; la “silla vacía”; las veedurías, los consejos sectoriales y los consejos de igualdad.

En el año 2014, Participación Ciudadana atravesó una situación compleja debido a que, por temas de política exterior, muchos países retiraron los fondos de cooperación internacional, logrando subsistir gracias a la implementación de algunos proyectos. Ya en el año 2015, el desarrollo de nuevos proyectos dirigidos a las OSCs, vinculados a la Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información Pública (LOTAIP), les permitió salir nuevamente adelante.

Este año trabajan activamente en el Plan de Observación Electoral para las elecciones presidenciales del 19 de febrero de 2017. Sin embargo, su situación se encuentra a expensas de la coyuntura política nacional e internacional. Por ejemplo si Alianza País, el partido actual de gobierno, gana las elecciones hay incertidumbre acerca de si la poca cooperación internacional que queda en el país pueda retirase; por otro lado, se está a la expectativa de las elecciones de Estados Unidos en el mes de noviembre, y de la posición que tomará el nuevo presidente electo respecto al tema de cooperación internacional.

Capacitación a funcionarios de Municipios de la provincia de Imbabura, sobre contenidos Ley Acceso a la Información LOTAIP

¿Cuáles son los proyectos que implementan desde Participación Ciudadana?

Participación Ciudadana busca interactuar tanto con el Estado, como con la ciudadanía y las OSCs, por lo que sus proyectos están orientados al fortalecimiento institucional y a velar por los derechos a la participación. En este sentido, los proyectos dirigidos a las instituciones del Estado se vinculan principalmente a los mecanismos previstos en la normativa constitucional y el modo en que estas pueden adecuarse a las nuevas reglamentaciones, como lo son la Ley de Acceso a la Información o los nuevos esquemas de Rendición de Cuentas. Las OSCs también deben adecuarse a nuevas normativas vinculadas a su formación y a la creación de sus estatutos, por lo que desde la Corporación diseñan proyectos personalizados para cada organización.

La “Ley de acceso a la información” exige a las instituciones del Estado a poner a consideración de la ciudadanía toda la información pública disponible en sus sitios web. De esta manera, Participación Ciudadana busca asesorar, primero monitoreando la página web de las instituciones y luego tomando contacto con sus representantes para indicarles qué información deben subir y de qué manera. Durante la primera etapa de este proyecto de monitoreo, Simón comenta que empezaron con porcentajes entre un 20% y 30% de información correctamente cargada en los sitios observados, y cuando finalizaron, la mayor parte de las instituciones se encontraban en índices cercanos al 90%, 95% o 98%. En este sentido, llegaron a la conclusión de que “los bajos niveles de cumplimiento que tenían, más allá de que puedan haber algunas autoridades o municipios que por temas políticos sean reacios a difundir mucha información, en la mayor parte de los casos era un tema de desconocimiento”, afirma Simón.

Respecto al nuevo esquema de “rendición de cuentas” los representantes de las instituciones públicas deben informar de sus gastos y actividades realizadas a la ciudadanía a través de la realización de foros abiertos de manera periódica. “Antes cada autoridad la entendía a su manera: Iban a un estadio con sus partidarios, con banderas y daban un discurso y decían “rendí cuentas”; ahora la ley te da parámetros de que debe ser un acto público, de que debe haber interacción con los ciudadanos, además en cuanto el contenido” explica Simón.

Asimismo, la Constitución Nacional prevé en su Artículo 101, un mecanismo de participación ciudadana conocido como “Silla Vacía”, por el cual “las sesiones de los gobiernos autónomos descentralizados serán públicas, y en ellas existirá la silla vacía que ocupará una representante o un representante ciudadano en función de los temas a tratarse, con el propósito de participar en su debate y en la toma de decisiones”. De esta manera, Participación Ciudadana capacita a los Municipios y a sus funcionarios respecto a la operativización de esta normativa e instruye a los ciudadanos y organizaciones ciudadanas para que utilicen los mecanismos de participación.

Finalmente, respecto a la normativa específica para OSCs, en una primera etapa se busca capacitar a las organizaciones, por lo general aquellas con escasos recursos, en temas legales, de comunicación y búsqueda de fondos. En una segunda etapa, se centran a nivel de la normativa, acerca de la documentación que deben tener en regla de modo de “mitigar los riesgos de una eventual sanción, o de una eventual intervención por parte del Estado”, explica Simón. La crítica de Participación Ciudadana a estos reglamentos es el nivel de coerción que se aplica ante el incumplimiento de la norma; es decir, se enfoca más en la sanción que en generar incentivos.

Capacitación a veedores Electorales Guayaquil, Septiembre 2016

Comunicación en tiempos de redes digitales y participación

El acceso a Internet en América Latina es aún limitado y costoso en muchas regiones. En Ecuador se encuentra concentrado principalmente en las zonas urbanas. Actualmente, la Ley de Régimen Seccional obliga a los municipios a implementar progresivamente Internet abierto en lugares públicos como, por ejemplo, en parques; sin embargo, la adecuación es aún lenta. “Si no le das a la gente o sistemas de Internet económicos o líneas abiertas de trabajo, estratos medios - bajos económicamente no van a terminar de prenderse en el tema informático” afirma Simón.

Por otro lado, los planes de Internet tanto públicos como privados son costosos, si se tiene en cuenta que el salario básico es de aproximadamente trescientos dólares e Internet puede llegar a costar más de treinta dólares, explica Simón. En este sentido, la difusión de las actividades y proyectos de Participación Ciudadana depende mucho de sus receptores: a nivel de organizaciones medianas y grandes, ya sea a nivel nacional o provincial, éstas se difunden a través de redes como Twitter, Facebook, o convocatorias online. En sectores más retirados, como en zonas rurales, se difunden de forma personal, ya sea por teléfono o por contacto directo con las personas potencialmente interesadas.

Respecto a la interacción entre la ciudadanía y sus representantes o instituciones públicas a través de Internet, Simón observa que se da más a nivel de gestión, por ejemplo, de una calle cerrada, de un problema de congestión del tránsito, pero no a nivel de toma de decisiones, de presión o de control social. “Creo que el ejercicio propio de ciudadanía (a través de redes) está quizás todavía restringido a organizaciones sociales y ciudadanas, más que al ciudadano común. Por ahí les siento que no hay todavía articulados mecanismos claros de interacción”, señala Simón.

Taller Derecho de Asociación y Mecanismos de Control Social, dirigido a Organizaciones Ciudadanas Provincia de Cotopaxi

Plan de Observación Electoral para las elecciones presidenciales del 2017

El próximo año es época de elecciones presidenciales, por lo que Participación Ciudadana presentó el Plan de Observación Electoral ante la Comisión Nacional Electoral de Ecuador, con el objetivo de realizar el seguimiento de la jornada y poder llevar a cabo un análisis fidedigno sobre dicho proceso. El procedimiento cuenta con un análisis de tipo cualitativo que se encarga de medir la calidad del proceso electoral, y otro de tipo cuantitativo basado en el conteo de votos.

La metodología cualitativa permite determinar si el proceso electoral fue confiable; si hubo algún tipo de incidente relevante que pueda ponerlo en duda, tanto técnica como logísticamente. El procedimiento es realizado en distintos momentos del día: por la mañana se mide la instalación de las mesas, si fueron o no los delegados que integran las juntas, si llegaron las papeletas; al mediodía se observa el desarrollo del proceso, los problemas que pueden haber tenido con las juntas ya abiertas, indica Simón. “La veeduría busca mostrar cosas relevantes, sin en un 0.1% no habían papeletas, si en un 0.8% no pudieron instalarse las mesas, son los problemas logísticos comunes que no te alteran la validez del proceso; pero si el 60% de las papeletas no llegaron, el 50% de juntas no se integraron, entonces eso te llevaría a reportar que el proceso tuvo problemas logísticos que pueden poner en duda la validez de la elección”. Ventajosamente, en catorce años de trabajo, las elecciones en la logística han sido bastante buenas, afirma Simón, aunque siempre está la posibilidad de que ocurra algún problema.

En cuanto al conteo de votos se trabaja sobre los votos ya emitidos y publicados. En primer lugar, se realiza un muestreo de qué mesas electorales son las que se van a observar, para lo cual contratan matemáticos estadísticos que den las instrucciones adecuadas. En base a eso, los veedores presencian el cierre de las mesas, observan el conteo que éstas realizan, y por ley publican el resultado en la pared; luego reportan a Participación Ciudadana los datos obtenidos. Al ser un conteo sobre votos reales, el margen de error es del 1%. “Nunca hemos tenido más del 0.5% de error, en la última elección sacamos del Presidente Correa un 54.8%, y sacó un 54.3%” indica Simón.

Ruth Hidalgo, Directrora Ejectuiva de Corporación Participación Ciudadana, junto a Juan Pablo Pozo, Titular de la Comisión Nacional Electoral, tras la firma del Convenio Interinstitucional.

La Comisión Nacional Electoral otorgó a la Corporación Participación Ciudadana todas las garantías para que puedan llevar adelante las veedurías correspondientes en las elecciones presidenciales, a través de la firma de un Convenio Interinstitucional el pasado 27 de septiembre. Del proceso de conteo rápido participarán alrededor de 10.000 voluntarios capacitados por Participación Ciudadana. Para conocer más detalles pueden consultar el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=lXgYWZ_jgYY

“La ciudadanía debe apropiarse de los mecanismos legales previstas en la Constitución”

Como país, Simón considera que han logrado dar el primer paso con la incorporación a la Constitución Nacional de los mecanismos legales que regulan varios procedimientos que hacen al funcionamiento de los organismos públicos, las OSCs y a la ciudadanía en general. Sin embargo, entiende que aún esos mecanismos están en proceso de implementación, por lo que el desafío se enmarca en ir operativizándolos en la práctica, es decir, que la ciudadanía se apropie de esas herramientas y las utilice y reclame por ellas.

En este sentido, desde Participación Ciudadana consideran fundamental la creación de conciencia ciudadana de la necesidad del control social y de la participación de las decisiones tanto de gobiernos nacionales como de gobiernos locales.

Tips para innovadores:

Recomendaciones sobre fortalecimiento de ciudadanía, OSCs y derechos de participación ciudadana:

  • En lo declarativo: la legislación debe ser  abundante en creación de derechos y mecanismos de participación.
  • En lo operativo/regulatorio: Los marcos  normativos deben evitar ser  burocráticos y restrictivos de derechos, especialmente en la operativización de las actividades y desarrollo de las organizaciones ciudadanas.
  • Las normas legales marcan la ruta y los procedimientos. El reto es generar prácticas.
  • Es indispensable operativizar, en la práctica, el ejercicio de los numerosos derechos de participación.
  • Buscar mecanismos que hagan al ciudadano atractivo y útil participar, ejercer control y veeduría social.
  • Que el ciudadano sienta que el ejercicio de derechos redunda en una mejor ciudadanía (LOTAIP).

Si quieres conocer más acerca del trabajo de Corporación Participación Ciudadana puedes ingresar a: www.participacionciudadana.org