CERRAR X

Contáctanos

Completa el  formulario, y nos pondremos en contacto.

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

COLECTIVO JUVENIL DECIDE

“Cuando la motivación personal impulsa el accionar político: Germana Montalvo, Colectivo Juvenil Decide: Bolivia y Asociación Scouts Bolivia”

BOLIVIA

Por Savitri Arvey

En Bolivia, uno de los países más pobres de América del Sur, fastidiado con muchos problemas como el alcoholismo, la violencia sexual y una altísima mortalidad materna e infantil, nos encontramos con unos de los líderes Mucho Con Poco, Germana Montalvo. La activista feminista de Derechos Humanos y Derechos Sexuales y Reproductivos busca combatir la violencia hacia las mujeres y promover la salud sexual. Observa que existen las mismas situaciones en todos los países en la región y al otro lado del mundo, a pesar de la cultura, y lucha para que ya no veamos ninguna mujer siendo violada o teniendo que decidir a hacer un aborto clandestino por situaciones de violencia sexual.

Germana empezó a desarrollarse como líder a los 12 años como parte del movimiento Asociación Scouts de Bolivia. Desde entonces ha trabajado y participado en diferentes ámbitos como el Colectivo Juvenil Decide: Bolivia, que forma parte de la Red Latinoamericano por el Derecho a Decidir (RedLAC). El Colectivo Juvenil Decide trabaja para difundir reconocimiento al “derecho a decidir” que las y los jóvenes tienen sobre sus vidas; y en particular, sobre su sexualidad y reproducción.

A través de su trabajo en Decide, que ha consistido en organizar talleres de capacitación para jóvenes y mujeres, apoyar campañas de DDHH, participar en ferias callejeras entre otras actividades, y asimismo en la búsqueda por incidir políticamente a nivel nacional e internacional, Germana ha abierto espacios que generan diálogo de temas complicados como el aborto y la violencia doméstica. Como resultado, muchos jóvenes bolivianos no solamente han empezado a involucrarse en el activismo sino también han generado sus propios espacios para construir sus proyectos y fortalecerse como personas y lideres. Para llegar a la población más joven, Germana promueve sus proyectos a través de las redes sociales como Facebook y Twitter, los blogs y las páginas web.

¡La Paz con las mujeres sí va!

Las motivaciones

La historia de la familia del papá de Germana fue como las historias de muchas familias bolivianas - un contexto de violencia, alcohol, y pobreza. Haber crecido con historias cercanas de violencia sexual, hace que las luchas y las reivindicaciones de las mujeres en Bolivia sean personales para Germana y lo personal se vuelve en lo político. Con una hermana y una mamá activistas, ella entiende el discurso de los derechos humanos, los derechos sexuales y reproductivos y el feminismo, como parte de su vida, de su historia y por eso lucha para reivindicar políticamente el cuerpo de las mujeres . Destaca que “cuando no asumes lo que estás haciendo como parte de tu vida, como parte transformador, transgresora, desde tu cotidiano y tus espacios, pienso que sigue siendo un discurso”.

Cuando la clave es innovar

Según Germana, ser innovador tiene que ver con una parte muy creativa y otra parte bien sensible. Uno tiene que darse la oportunidad de ir más allá, de mirar más allá de lo que siempre se habla y animarse de decir cosas que sean diferentes, desde su propio punto de vista y no necesariamente entrando en lenguajes políticamente correctos. Hay cosas que nos llegan pero la clave es justo salir un poco a los lugares alejados, que son espacios que nos inspiran a ser innovador y proponer algo desde nuestra creatividad. Ella piensa que hay muchas formas nuevas de hacer proyectos, de generar impacto y cambios, de transformar y lo vemos siempre en las nuevas generaciones.

‍DSDR y análisis de coyuntura junto a Sandra Aliaga "Foro Político de Mujeres Jóvenes"

Activista Mucho con Poco

Inspirada y apoyada por otros y otras jóvenes de muchos ámbitos sociales, Germana cree que esta generación va a tener la posibilidad de plantearse un nuevo mundo. Su propio trabajo y activismo claramente nos confirma que ya hay jóvenes que están haciendo mucho para innovar y transformar el mundo con muy poco.