CERRAR X

Contáctanos

Completa el  formulario, y nos pondremos en contacto.

Gracias! Nos pondremos en contacto.

Oops! Tente novamente

BETA-LOCAL

"Repensando lo político"

PUERTO RICO

Por Constanza Metzadour

 

Sofía Gallisá Muriente es otra de las personas a las que entrevistamos por su trayectoria. Ella fue parte del movimiento OccupySandy que colaboró en apoyar y restituir algunas de las áreas afectadas por el huracán Sandy en la periferia de Nueva York en 2012 con poblaciones tradicionalmente marginalizadas. Es artista y actualmente co-directora de una Organización llamada BetaLocal que funciona en Puerto Rico e implica a lo local en constante estado de experimentación.

La verdad que hablar con Sofía fue sumamente interesante porque por su vinculación al arte y a lo que ha vivido hace que tenga una concepción de mundo particular y nos obliga a replantearnos algunos conceptos que utilizamos quizás con demasiada soltura. Cuando hablamos de “innovación”, por ejemplo, hay que ser precavido, porque se puede pensar que se crea algo completamente nuevo cuando en realidad es replica de cosas que ya existen. De cualquier situación hay cosas por aprender, buenas o malas, pero son procesos que no se pueden desentender por completo del pasado porque se configuran en una dialéctica y un movimiento constante de aprendizajes. En el marco de BetaLocal, el trabajo en sí se enfoca en los procesos de creación, en la predisposición a la experimentación, a la búsqueda más que en los resultados. Ésa es la riqueza del arte; y en ese sentido, si aparecen nuevas soluciones o metodologías varía mucho en cada caso particular. Hay mucha gente de Puerto Rico que decide vivir, o estudiar o trabajar un tiempo en el exterior, pero sería colonizador, imponer las formas aprehendidas en otros lugares porque en cada lugar tiene que surgir formas de organización que también respondan al contexto.

Ella resiste un poco del término “activista” porque no considera que la política sea una característica exclusiva ni esté reservada a un conjunto particular de personas, sino que el ser humano en sí es político y accionamos políticamente ya sea intencional y conscientemente o no; y de alguna forma la calificación es una manera de hacer a esa persona un “otro” diferente, ajeno. De hacer otro de la persona que se involucra, que se implica y participa de la política. Nos comenta ella, “Yo no me considero una activista, ni considero que BetaLocal es un espacio de activismo, […] me parece importante que ese tipo de actividad de implicación y participación, no sea exclusivo de un tipo específico de persona, sino que sea algo de todos. Que todo el mundo reconozca y asuma su responsabilidad y su relación personal con lo político”. Y resistirlo, interpelarlo, es también una forma de llevar a la discusión, confrontar un poco esa tendencia de considerar como bicho particular a aquel que mete las manos en el barro y actúa.  

La vinculación directa con el arte y entenderlo como intrínsecamente político, abre espacios de recepción y comunicación diferentes, a través de imágenes, a través de símbolos, a través de todos los sentidos. Y esto abre dos puertas distintas. Por un lado, es desde lo cotidiano y lo inmediato donde existe mayor libertad para actuar, donde se pueden repensar desde las relaciones sociales hasta las estructuras institucionales, donde decidimos qué es lo político y cómo se hace la política. Es un espacio esencial. Por otro lado, es preciso estar alerta, porque es a través de las imágenes y los sentidos que estamos siendo constantemente bombardeados por maquinarias de publicistas y relacionistas públicos en la imposición de ideologías. Pensar que pueden ser cosas diferentes es ilusorio, ya que es transversal a las personas y afecta la forma en la que vemos y entendemos el mundo.

Sofía nos cuenta que, para ella en Puerto Rico, el sistema político está colapsado porque es un sistema político colonial, que ahora tiene menos representatividad que nunca porque tiene una Junta Fiscal de los Estados Unidos que va a gobernar por sobre su gobierno, por la que ni votaron, ni viven allí y van a determinar el futuro del país incluso en cuestiones tan básicas como el presupuesto. Cree que hay algunas oportunidades de incidir en el accionar político local, pero también que las limitaciones son muy grandes, entonces surgen esfuerzos independientes y paralelos a las instituciones de gobierno que buscan generar otro tipo de dinámica, otro tipo de trabajo, otro tipo de resultado, distinto. “Yo creo que generar participación política no significa necesariamente generar participación dentro del gobierno o de las instituciones del poder dominantes, sino encontrar maneras de conectar e impactar como nuestra realidad todo el tiempo”. Esto no significa enajenarse del sistema electoral o el sistema supuestamente representativo, sino que al revés, es proponer y empujar opciones desde otro lugar.

Es más, cree que no se puede partir de la crítica a la no representatividad o lo colapsado que está el sistema y legitimarlo al mismo tiempo, demandando y asumiendo que va a ser ése sistema el que va a resolver o proveer. No, el sistema se encuentra roto y en lugar de quedarse de brazos cruzados hay que generar alternativas y hacerlo de manera independiente y paralela. El error crucial consiste en pensar que los cambios grandes o cruciales en los países, lo harán un grupo pequeño de dos o tres legisladores con buenas intenciones que de vez en cuando escuchan a los movimientos sociales y participan junto a la ciudadanía. No, así se pueden lograr algunas cosas pequeñas, pero los cambios enormes y estructurales que tienen que ocurrir en el interior de cada persona, en la reestructuración de las relaciones sociales y la forma en la que miramos a la política. Su decisión personal consiste en proponer esos cambios, impulsarlos, porque “está en el hablar, el descifrar las cosas; en el compartir, para entender qué es lo que realmente uno busca; y en el trabajar juntos es que uno ver realmente hacia dónde vamos y qué estamos buscando realmente.”

Tips para innovadores:

  • Cuando se habla de innovación esto no se refiere a algo realmente nuevo ya que es replica de cosas que ya existen. De cualquier situación hay cosas por aprender.
  • BetaLocal se centra en la predisposición a la experimentación y de creación.
  • No se considera activista ni que BetaLocal sea un espacio de activismo “me parece importante que ese tipo de actividad de implicación y participación, no sea exclusivo de un tipo específico de persona, sino que sea algo de todos. Que todo el mundo reconozca y asuma su responsabilidad y su relación personal con lo político” afirma.
  • La vinculación del arte y lo político nos abre dos puertas: uno, desde lo cotidiano existe mayor libertad para actuar (repensando las relaciones sociales hasta las estructuras institucionales); dos, la necesidad de estar alertas porque estamos siendo constantemente bombardeados por maquinarias de publicistas y relacionistas públicos en la imposición de ideologías. Pensar que pueden ser cosas diferentes es ilusorio, ya que es transversal a las personas y afecta la forma en la que vemos y entendemos el mundo.
  • Se cae en el error de pensar que los grandes cambios en un país lo harán un grupo pequeño de dos o tres legisladores con buenas intenciones que de vez en cuando escuchan a los movimientos sociales y participan junto a la ciudadanía. No, así se lograrán algunas cosas pequeñas, pero los cambios enormes y estructurales que tienen que ocurrir en el interior de cada persona, en la re-estructuración de las relaciones sociales y la forma en la que miramos a la política.